Widget Image
Duis autem vel eum iriure dolor in hendrerit in vul esse molestie consequat vel illum veridolore eu fer feugiat eorum claritatem nulla...
Hirtenstraße 19, 10178 Berlin, Germany +49 30 24041420
[email protected]
Links
Follow Us
a

Blog

   Blog    “El marketing no sirve”. ¿Por qué darle importancia al marketing?

“El marketing no sirve”. ¿Por qué darle importancia al marketing?

 “Es puro marketing, no sirve”.

¿Cuántas veces has escuchado esto? Probablemente el marketing sea una de las industrias más polémicas. Muchos males sociales se le atribuyen; exceso en el consumo, estereotipos tóxicos, estrategias para que se consuma más, entre muchos otros. Por otro lado, sin entrar en tanto detalle, hay empresas que pueden contratar hasta 3 agencias y sentir que con ninguna están resolviendo sus necesidades, al final, es una industria con una imagen muy desgastada.

 

Hace unos días un cliente comentó en una reunión: “Ya saben cómo es el marketing históricamente, que promete mucho y resuelve poco”, sólo me le quedé mirando, me reí y le dije: “Justo por eso estoy aquí, porque ese NO es el objetivo del marketing. Es lo que desgraciadamente han hecho pésimo en la industria y de lo que no estoy de acuerdo, ni orgulloso”. Nos reímos y seguimos trabajando, pero me propuse hablar del tema por este medio porque existimos personas buscando que la profesión del marketing se utilice para cosas positivas y creo firmemente, que sí se puede.

 

¿Cuántas veces has comprado un producto que te sedujo en un anuncio y cuando lo consumes es un fiasco? Bueno, ese es el súper poder del marketing, que puede hacer “parecer” cosas que en realidad no existen, como se refería mi cliente y motivo del título de este artículo.

 

Con el marketing puedes comunicar, diseñar, hacer sentir, posicionar, investigar, crear, innovar, contar historias y muchas cosas más, y estas cualidades puestas al servicio de una empresa puede convertir a un producto o servicio de ser ignorado a ser idolatrado; el tema es que no todo lo que se ignora es malo, y no todo lo que se idolatra es extraordinario.

 

El marketing sí sirve, pero en las manos equivocadas puede hacer mucho daño.

 

Ya seas un fanático, o pseudo profesionista, si utilizas herramientas de marketing automáticamente eres co-responsable del producto o servicio que promueves, proyectas y comercializas. Antes de aplicar cualquier herramienta de esta industria debes preguntarte e investigar si el producto tiene la calidad suficiente para beneficiar a quien lo vaya a consumir, de lo contrario, eres co-responsable de las consecuencias; y esto jamás se ve a detalle en la universidad, y menos en la vida profesional.

 

Puede la agencia o departamento jamás haberse dado cuenta y es válido, o se le ocultó información y lo entiendo. No todos en la industria son maquiavélicos, el problema radica cuando por proteger un ingreso económico, ignoran situaciones delicadas, ayudando a esa empresa a que promueva un producto o servicio deficiente.

 

Un ejemplo de esto es THE FYRE FESTIVAL, una mega fiesta exclusiva en una isla privada que nunca sucedió y aquí el riesgo no fue de salud pero sí fue un fraude económico a cientos de personas que creyeron e invirtieron en el proyecto, donde artistas, influencers y medios de comunicación cayeron en el engaño, todo un caso documentado en Netflix. Recomiendo que lo vean ya que podrán ver todas las herramientas de marketing que se utilizaron para cometer el fraude, pero… ¿el marketing fue el malo?, en realidad no. Los culpables fueron los que utilizaron el marketing para hacer un mal, y es ahí donde debemos diferenciar y también hacernos responsables.

 

Cambiemos el significado percibido del marketing

 

El marketing SÍ SIRVE en empresas y personas que ofrezcan productos y servicios genuinos, que sumen, que tengan un propósito positivo en la vida, que deseen impactar, ser honestos, que deseen invertir en servicios de marketing para que su propósito llegue a más personas, y no para engañar.

 

El marketing lo dignifican las marcas que tendrán una estrecha relación con el cliente, que resuelvan, se preocupen por él y que cuiden a su personal, socios, colaboradores y aliados.

 

En conclusión, marcas extraordinarias y congruentes, como lo comento cada vez que tengo oportunidad de compartir el Diamante de Marcas Extraordinarias.

 

Hablar de que un producto o servicio no sirve porque invierte en marketing es un grave error, el marketing no es malo. Lo que da un resultado positivo o negativo a una estrategia de marketing son las personas que lo ofrecen y utilizan.

 

2 PUNTOS PARA CONCLUIR

 

  • Si eres un empresario y has tenido malas experiencias, el mejor antídoto es que te informes; investiga y estudia sin la obsesión de volverte experto, hazlo para saber qué vas a contratar. Decir que todos los mercadólogos son estafadores, es como decir que todos los médicos lo son por una mala experiencia en una consulta, o que todos los arquitectos son malos porque en un proyecto no quedó bien una construcción, no generalicemos. El marketing sí sirve, solamente que aún no has encontrado al proveedor indicado.

 

  • Si eres una agencia o consultor, date cuenta y hazte responsable de lo que puedes provocar, no aceptes un proyecto sólo por asegurar un ingreso si sabes que el producto o servicio no serán buenos. A la larga estimado colega, todo sale a la luz y tu prestigio y futuro profesional pueden comprometerse, sin contar con el daño moral al cual te expones. Tú sabes que el marketing SÍ sirve, utilízalo con responsabilidad.

#bebrainstormer con marketing que sí sirve

Landare Pimentel

09/04/21